Viajar en avión embarazada
Spanish English French Galician German Italian Portuguese Russian

Viajar en avión embarazada

Viajar embarazada en avión es seguro, siempre y cuando tengas un embarazo normal (sin riesgos o complicaciones conocidas), no lo hagas con mucha frecuencia o por largos períodos de tiempo, y tu médico lo apruebe.

El período de menor riesgo para emprender un viaje es el segundo trimestre, a partir de la semana 18, disminuyendo entonces el riesgo de pérdida.

Entre las semanas 28  y 34, se deben evitar los desplazamientos largos, ya que el embarazo está avanzado y puede afectar a tu estado general.

Además, a partir de la semana 28 del embarazo, muchas aerolíneas te exigirán un certificado médico de que puedes volar o en algunos casos te lo impedirán. Consulta siempre las normas de cada aerolínea antes de comprar los billetes.

 

Consejos para viajar embarazada en avión

  • Consúltale a tu médico antes de viajar. Si existe cualquier riesgo de que entres en labor de parto prematuro, es mejor que evites volar. En todo caso, solicita a tu médico un certificado de permiso para viajar, porque algunas aerolíneas lo pueden requerir y evites así llevarte sorpresas en el aeropuerto.
  • Procura viajar acompañada. Un acompañante puede ayudarte con el equipaje y evitar así coger pesos. Pero su mayor utilidad es como fuente de información y ayuda en caso de que te sientas mal o tengas alguna necesidad médica.
  • Vístete cómoda. Evita prendas que te opriman, lleva zapatos cómodos y flexibles, nada de tacones. Si viajas en verano, procura llevar una chaqueta, para evitar los contrastes del aire acondicionado.
  • Lleva contigo toda la información pertinente, incluyendo tu tipo de sangre, información del embarazo y números de contacto en caso de emergencia.
  • Levántate y camina o mueve las piernas. En cuanto sea posible, levántate y camina por los pasillos cada hora para activar tu circulación. Por supuesto que no debes hacerlo si hay turbulencias o tienes instrucciones de permanecer sentada y con el cinturón abrochado, pero por lo menos debes estirar las piernas y hacer flexiones en tu asiento cada 30 minutos.
  • Utiliza el cinturón de seguridad. Aunque la luz del cinturón esté apagada, mantén tu cinturón abrochado siempre que estés sentada. Recuerda que una caída o impacto fuerte es muy peligrosa para una mujer embarazada, y en un avión no puedes predecir movimientos o turbulencias súbitas.
  • Evita tomar bebidas gaseosas o alimentos que puedan producir gas. En el aire, cuando la presión que experimenta el avión desciende, los gases dentro de tu abdomen se expanden. Si has tomado una bebida gaseosa te sentirás algo incómoda.
  • Toma mucha agua. El aire que respiras en el avión contiene muy poca humedad y te puede deshidratar más rápidamente. Asegúrate de tomar mucha agua para prevenir deshidratación.
  • Opción de asiento: ¡Pasillo sin dudarlo! Para nadie es secreto que las mujeres embarazadas van al baño cada poco por la presión que recibe la vejiga. Además debes levantarte al menos cada hora para caminar y, ya resulta bastante claustrofóbico el espacio de los asientos como para moverte con barriga hasta la plaza de la ventanilla, tendrías que hacer levantarse a todos.
  • Nada de cargar maletas ni objetos pesados. Lo único que puedes cargar es tu pasaporte, y tal vez tu cartera y equipaje de mano con ruedas. Si debes poner tu equipaje de mano en el compartimento superior, solicítale ayuda a un asistente de vuelo u otro pasajero. Y a la hora de recoger tu equipaje en la cinta, pide la asistencia de quien esté a tu lado.
  • Lleva contigo toda la información pertinente, incluyendo tu tipo de sangre, detalles de tu condición y números de contacto en caso de emergencia.
  • Controles de seguridad. Al pasar por los puntos de seguridad puedes solicitar una inspección con el detector manual. Aunque no se conocen riesgos por irradiación de las máquinas de seguridad, tienes el derecho de pedir este trato especial.

No olvides!

-        Llevar un informe con los datos clínicos del embarazo, por si fuera necesario acudir al hospital o centro de salud durante el viaje. En caso de que se viaje en fechas con posibilidad de parto prematuro, es recomendable llevar un neceser con lo imprescindible por si se diese el caso..nunca se sabe!.

-        Incluye un listado de teléfonos de familiares y amigos con quien puedan contactar si viajas sola.

-        Si viajas por Europa, solicita la tarjeta sanitaria europea, que te dará cobertura en los países de la Unión Europea. Si no, procura viajar con un seguro médico y asistencia en viaje. Es conveniente asegurarse de centros sanitarios en el destino donde nos puedan procurar una buena atención médica si fuese preciso.

-        Embarazada se suele tener más predisposición a marearse. Por eso procura llevar algo de comida a mano. Puedes llevar frutos secos, galletas o fruta. Para evitar náuseas, lo mejor es tomar caramelos o algo con glucosa. No tomes pastillas, ni jarabes si no es bajo prescripción médica. 

Síguenos en facebook

Sello Family Point

Sello Family Point

Ofertas Club Family

Tarifa reducida en la entrada de los adultos y niños mayores de 11 años en Museos y Centros Culturales

Ofertas tarjeta Club Family Point

Actividades/Talleres

Infórmate de los próximos eventos, actividades y talleres tanto infantiles como para disfrutar en familia. Accede a nuestra agenda de eventos

En Family Point te contamos qué son las cookies, para qué sirven, qué tipo de cookies utilizamos y cómo. Si estás de acuerdo, continúa navegando aceptando su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

Acepto las cookies de esta web.

Directiva europea de Cookies